jueves, marzo 01, 2007

Derrumbe bursátil


El comienzo de las actividades bursátiles de la Bolsa de Santiago en la jornada de ayer fue complicado. A 10 minutos del inicio, el Índice de Precios Selectivo de Acciones (IPSA) ya registraba un retroceso de 2%, una caída originada en las oscuras proyecciones del ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, para Estados Unidos, y el desplome que horas antes habían registrado los índices bursátiles en China.

A inicios de semana, Greenspan advirtió sobre la posibilidad de que la economía norteamericana entre en recesión los últimos meses de 2007. Greenspan -que con esto demuestra la vigencia de sus palabras- comentó que existen señales de que el ciclo económico está terminando. “Cuando uno se aleja tanto de una recesión, invariablemente crece el riesgo de una nueva y en estos momentos comenzamos a ver estas señales”, señaló desde Hong Kong el economista. Además, agregó que “los márgenes de ganancia se están estabilizando, lo que es una señal temprana de que nos encontramos en los últimos estadios de un ciclo económico”.

Por si esto fuera poco, horas después las bolsas chinas registraban su peor caída en diez años (ver recuadro) -y contagiaban al resto de los mercados- a lo que se sumó el atentado contra una base militar en Afganistán en la que se encontraba el vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney. Estos factores provocaron la caída en masa de las bolsas del mundo y Chile no fue la excepción.

Mercado local

Una jornada negra anotaron ayer los principales indicadores chilenos. El IPSA cayó en varias ocasiones de la barrera de -5%, con lo que quedó atrás el excelente desempeño de 2006 y las elevadas ganancias de comienzos de febrero, cuando se logró el máximo histórico de 3 mil puntos.

Con esto, el IPSA cerró la jornada con -4,97%, anotando 2 mil 729 puntos -su mayor caída en ocho años- mientras el IGPA lo hizo en -3,78. En tanto, el Inter-10, que mide las acciones de empresas chilenas que cotizan en el extranjero, mostró un retroceso de 5,39%.

Para los analistas, la baja estaba pronosticada por los excelentes resultados del mercado, aunque no contaban con este escenario externo. Francisco Montaner, gerente general de la corredora Euroamérica, cree que la caída de casi 5% “obedece, por una parte, a que el mercado subió rápido respecto al resto de la región. Era normal y esperable que en febrero se produjera una toma de utilidades y una corrección importante en el mercado y sucedió. El problema es que se suma lo de China y las declaraciones en Estados Unidos”, comenta.

En tanto, Franco Parisi, vicedecano de la facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, consideró que los dichos del ex presidente de la FED tienen más importancia que los índices del mercado chino. “Esto ocurre por las declaraciones respecto a que Estados Unidos caería en recesión a finales de este año, algo que muchos analistas venimos diciendo hace tiempo. El tema de China son sólo especulaciones, porque la liquidez en el mundo es muy alta y esa plata se tiene que poner en alguna parte. Greenspan se caracteriza por dar estos golpes fuertes”, señala el académico.

Ante este escenario, el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, dijo que “Chile tiene políticas sólidas, capaz de desvincular la economía nacional de las turbulencias e inestabilidad en los mercados internacionales”.

Pero la caída en China no sólo afectó a Chile. La gran mayoría de los mercados mundiales cerraron sus mercados con números rojos arrastrados por el comportamiento del país oriental. Como efecto dominó cayeron los mercados asiáticos, en especial de Japón, donde el Nikkei retrocedió 0,44%. El panorama en Europa fue similar. El Ibex español sufrió la peor caída en tres años, con un descenso de 3,01%; la Bolsa de Londres bajó un 2,31%; París lo hizo en 3,02%; y Frankfurt en 2,96%. En el caso de Estados Unidos el retroceso también se sintió fuerte. Nasdaq, Dow Jones y Standard & Poor’s cerraron en -3,64%, -3,29% y -3,30%, respectivamente.

La situación en los mercados sudamericanos también fue de pérdidas. El IPC de México descendió 5,80%; el Merval de Argentina -7,49%; y Bovespa de Brasil -6,29%. LN

Patricio Ojeda
La Nación, 28 de febrero de 2007.


3 comentarios:

Nico dijo...

si bien es un pronostico desalentador para la economia mundial estaba claro que este panorama se podia venir debido a los buenos años que tubimos en chile, si bien ni en los peores años de la "crisis asiática" el pais dejó de crecer economicamente, por lo tanto este panorama no seria nuevo para nuestra pequeña economia si bien en el aspecto hogareño las cosas comenzaran a subir yo creo que todo se mantrendra dentro de los margenes estables en los que se ha mantenido hasta el dia de hoy.
t.q.m


xau

Simon Mazzet dijo...

Nunca he entendido mucho los terminos, pero si afectan al bolsillo es una mala noticia.

VerónicaBas dijo...

Hola!!

Se viene dificil para USA, admas de sdu presidente que anda dejando la cagada en el mundo, se les acerca una resecion. Pero pienso que Chile podria mantenerse un tanto alejada, si es que hay la vision suficiente, ojala que si...

Por mientras lo unico que pueden hacer los cuidadanos comunes como nosotros, es no enduedarse a muy largo plazo y ahorrar... es dificil, no esta en nuestra cultura.

Saludos!!