sábado, mayo 24, 2008

Algo más propio...


Hace mucho tiempo que no escribía algo en este ventana, así que aquí vamos con el ensayo.


Reconstruir tu vida después de la partida de un ser querido debe ser difícil. Más aún si te das cuenta de que nunca le dijiste lo mucho que lo amabas y admirabas en el momento preciso. Si ya está muerto no puedes hacer nada por lo que ya no hiciste, más que pedir perdón y consuelo por la falta. Sin embargo, en el mundo de los vivos tienes la posibilidad de seguir enfocando tus afectos y sentimientos en personas que ocultamente esperan recibir tu amor. Quizá ni siquiera ellos/as se han dado cuenta, pero debemos comprender que todo aquel que junto a nosotros está es porque ha desarrollado afectos. Tampoco es saludable considerar un obstáculo social manifestar amor a personas del mismo sexo. Eso demuestra madurez mental y social.


Si alguien ha perdido a su hermano, y demuestras empatía por su situación, le aconsejas acercarse a Dios, escuchas como batalla cada noche por lograr dormir y sientes su desesperanza por no poder manejarlo. Si ese alguien busca entablar un lazo tácito contigo... ¿cuál es la mejor forma de ayudarlo? No quiero que se confunda amistad con algo más.



Espero que pueda encontrar oración que tranquilice su corazón y libere sus pensamientos.



Víctor, estoy contigo.

1 comentario:

Cristian Acevedo dijo...

hace poco pasé por lo mismo..la perdida de un ser querido... y me estoy cuestionando muchas cosas...buen mensaje te mandaste.
pero es raro pa mi.....no necesito mucho apoyo...
soy el lobo solitario.


saludos