ESTO SI TIENE NOMBRE: RIPLEY!!

martes, julio 29, 2008

¿JUNTA PUNTOS?
Mi peor error fue haber respondido positivamente a esta interrogante y haber incluído a mi padre en la última gran estafa que me hizo Ripley. Cual desfachatez de aquella insignificante vendedora que por pasar la tarjeta para "acumular puntos" en una compra que cancelé en el momento completamente al contado, la introdujo en el "sistema" como una cuota. Ese día no me percate del gran embauque.
14 días pasaron para que volviera a acercarme a la gran tienda a devolver el producto que me costó $24990. Debido a que la compra tenía más de 10 días, tuvieron que pedir la autorización de la supervisora de piso para que me hicieran una anulación de la compra. Devolví el producto y me entregaron una colilla. Conseguir la atención de una supervisora de sección. Ahí cambió abruptamente el curso regular y se tornó cada vez más engorrosa la posibilidad de llevarme los $24990 en mi bolsillo. Esta señora que al inicio muy amable no perdía oportunidad para sonreír, poco a poco luego de que yo exijiera mi dinero y no una nota de crédito, perdió el control y me derivó a otro departamento. En ese otro "servicio al cliente" respondieron que sólo ella podía devolverme el dinero o bien debía gastar el dinero que se encontraba abonado a la cuenta del titular (mi papá) como un saldo a favor. Entre volver a perder tiempo con quien en un comienzo no quiso deshacer la nota de crédito y buscar productos para gastar el dinero que injustamente sólo abonaron y no permitieron que lo sacara tal como lo entregara 14 días antes, decidimos elegir algo y pasarlo por la caja. Desagradable sorpresa nos llevamos cuando al explicar en la caja lo del saldo a favor, ellos nos informan que no aparece como tal y quizá debamos esperar "un par de días" para que aparesca en la cuenta. A esas alturas lo único que queríamos mi padre y yo era almorzar en nuestro hogar, así que abortamos misión hasta nuevo aviso. Nos fuimos sin bolso, sin dinero, y sin producto nuevo.
El siguiente fin de semana, retornamos a Ripley, esta vez teníamos entre ceja y ceja sólo la opción de que nos devolvieran el dinero, que por cierto, había pasado una semana en sus arcas, lo que significa lucro en forma gratuita. Fuimos a todas las instancias y el único personaje que nos dio una esperanza en conversar con la supervisora que no se encontraba, para dar solución a la situación, no era funcionario habitual de esta sucursal (Mall Plaza Trébol) ahí estaba la diferencia.
En segunda opción, aunque de mala gana, era gastar el dinero en ropa. El objetivo último: no dejar el dinero un día más en la cuenta para que tuvieran ganancias gratuitamente.
Finalmente, se hicieron las compras, de la misma forma en que se produjo el embauque, en una cuota, y se fue descontando del saldo a favor.
El robo, se produjo cuando habiendo pagado en efectivo el monto total de la compra, al solicitarnos la tarjeta para acumular puntos de la tienda, nos pasaron la compra como crédito en una cuota. Lo irrisorio es que a cada integrante de la tienda a quien contamos la situación, sorprendidos nos recriminaban, "pero es que usted nunca debe pasar su tarjeta!". Luego, al querer la devolución, la deshonesta actitud de la supervisora que al explicar la situación ocurrida no fue capaz de deshacer la nota de crédito y propiciarnos esta engorrosa y desagradable situación extendida por más de una semana.
Soraya Espinoza
15.855.003-2

3 opiniones... y tú?:

El Simon Mazzet dijo...

Son muy sirvenguenzas, sino uno no está vivo el ojo te pasan encima.

carlosmxax 2.4 dijo...

xuuuu!!!
una nueva de las tiendas
son tantas las maneras que te embaucan
tiempo atras mi experiencia con los celulares
pero lo mas irisorio es que ellos jamas pierden...
ya que si te atrasas un dia en la cuota, te viene los intereses...
y cuando queres adelantar fechas, dicen que no debes o no puedes, o se asustn pensando que cerraras la cuenta...

se debe ser firme e incluso amenazar ir con la tienda del frente...

Cristian Acevedo dijo...

yo...lo creo... y mi nombre NO es Ripley