Influencia materna en la formación de las hijas

sábado, septiembre 02, 2006


Según estudio de la U. de Harvard las mujeres adultas con mejor percepción de sí mismas fueron las que recibieron más consejos maternos.

El desarrollo de una niña estará marcado no sólo por la forma en que se relacionen con ella sus padres, sino también por las valoraciones que la madre emita.


Estas pueden ir desde la apariencia física hasta apreciaciones sobre capacidad de las mujeres en general.

Madres contentas.
"Madres satisfechas consigo mismas, con sus vidas, sus elecciones, su propio cuerpo y que aceptan sus limitaciones son muy buenos ejemplos para que sus hijas desarrollen en forma precoz una autoestima", dice la sicóloga Ana María Daskai.

Realización personal
. Es importante, acota, que sus hijas vean que ellas han logrado ser lo que desean por sí mismas, independiente del juicio crítico de otras mujeres.

Aceptando la vejez.
También repercute positivamente en la autoestima que las madres acepten bien su propio envejecimiento, que no pretendan ser lo que no son y no compitan con la juventud d esus hijas. "Ellas suelen ser madres afectuosas, estimuladoras del desarrollo personal de sus hijas".

Acompañando y escuchando.
Para el siquiatra Alfonso Correa, lo esencial es que haya buena comunicación y que la madre acompañe a su hija en el camino hacia la autonomía, que la madre se responsabilice y acepte las críticas de su hija y valore sus esfuerzos de independencia. También que potencie las habilidades de esta mujer, por distintas que sean a las de ellas.

"...Una actitud que suele atacar la autoestima de las niñas y adolescentes es crecer bajo el yugo de las críticas negativas, dice Alfonso Correa, siquiatra de la U. de Chile: 'La descalificación es negativa a cualquier edad, como también la sobreprotección, la inmadurez o la presencia de trastornos anímicos en la madre'.
A muchas madres les resulta difícil que sus 'niñitas' se diferencien de ellas: cuando una menor quiere comprar ropa que su mamá desaprueba, lo que escucha es una descalificación de su persona, no de la ropa. 'Estás gorda para ponerte eso, pareces un mamarracho o me da vergüenza salir contigo' son algunas de las frases que escuchan, dice Ana María Daskai. El problema, acota, es que juicios de valor son tomados por la hija como afirmaciones de 'verdad': si las dice su madre, esas opiniones la hacen sentir como un mamarracho, gorda, fea, poco atractiva y vergonzosa".

Tendencias

La Tercera, Sábado 26 de agosto de 2006.

5 opiniones... y tú?:

Blan_k dijo...

mmm... la autoestima es un tema delicado. Eso de las críticas no constructivas, siempre acaban con los niveles de autoconfianza de una persona... Por otra parte los hijos son el reflejo de los padres, o sino las consecuencias de sus defectos... mucha la responsabilidad no crees? por eso hay que tratar de tomar buenas decisiones...


saludos! vale por el link... y buen tema... chaus

marco dijo...

mmm... la autoestima es un tema delicado. Eso de las críticas no constructivas, siempre acaban con los niveles de autoconfianza de una persona... Por otra parte los hijos son el reflejo de los padres, o sino las consecuencias de sus defectos... mucha la responsabilidad no crees? por eso hay que tratar de tomar buenas decisiones...


saludos! vale por el link... y buen tema... chaus

anais_21 dijo...

Quién fue el chistoso?

Blan_k dijo...

jaja pobrecito este otro! en mi blog hizo lo mismo!! en fin!

Uchas! anais! no te desaparezcas... write! ajaja

saludos

anais_21 dijo...

Gracias Blan_k por tu visita!

La verdad es que no he tenido mucho material nuevo en esto de mi blog informativo...pero creo que se me acaba de ocurrir algo..
Bueno, en mi otro blog tengo un resumen fotográfico de estos días...yo y mis aventuras..jejejeje!

Nos vemos y muchos saludos para usted.

Bye.